Un Barça imparable suma un nuevo título de la Copa del Rey

Alcobendas huele, desde hace muchos años, a balonmano. Esta temporada podría ser la del regreso a Asobal pero, mientras tanto, aquí te dejamos la cobertura que ha hecho Ciudad Aumentada de la fase final de la Copa del Rey, disputada este fin de semana en el Madrid Arena.

Una magnífica segunda parte hace que el FC Barcelona se proclame campeón de la Copa del Rey tras vencer al BM Logroño por un cómodo 35-28.

El comienzo del partido se inicia con un FC Barcelona muy enchufado en ataque anotando con relativa facilidad. En el minuto seis del partido ya gozaban de tres goles de ventaja (6-3). Esto no hizo que el BM Logroño se viniera abajo ya que rápido se volvió a meter en el encuentro gracias a un parcial 0-2 provocado por dos buenas defensas y las intervenciones del meta visitante, Kupra.

Durante los siguientes minutos la dinámica fue similar a la del inicio: el Barça dominaba en el marcador con pequeñas rentas, llegando al ecuador de la primera parte con un 11-8 a su favor y obligando a Jota González a pedir tiempo muerto. El conjunto visitante reaccionó, volviendo a ajustar el electrónico poniéndose solo a un tanto de distancia. Los hombres de Pasqui no querían sustos que ya tuvieron en otras ocasiones a lo largo de esta temporada, y reaccionaron ampliando su ventaja a cuatro tantos (Min.21 14-10). El BM Logroño parecía que solamente podía superar la meta rival gracias a las acciones de Imanol Garciandía, que llegó al ecuador del partido con un impresionante 7/8 en lanzamientos.

En los últimos minutos de la primera mitad los ataques seguían venciendo a las defensas con promedios muy altos de efectividad por parte de ambos conjuntos. Finalmente, el Barça se fue al descanso venciendo 19-17 y con la sensación de que el BM Logroño no podría aguantar el ritmo goleador que tenía el partido.

Acelerón del Barça

En el inicio de la segunda parte todo cambió. Las instrucciones de Pasqui en su paso por vestuarios surgieron su efecto. Los blaugranas pusieron una marcha más, sobre todo en defensa, convirtiéndose en un muro infranqueable para el equipo riojano. Eso, más las buenas acciones de Gonzalo Pérez de Vargas, le permitían alcanzar una renta de cuatro goles, la mayor hasta el momento (Min.6 23-19). Jota pidió tiempo muerto que no le sirvió para mucho: el Barça seguía a lo suyo y amplió todavía más su ventaja, en el minuto 43 ya vencían por un contundente 27-20. El resto del partido tuvo poca historia. Un Logroño entregado que jugaba más con el corazón que con la cabeza, algo quizás provocado por su ruidosa afición que no permitió a sus chicos bajar los brazos; seguramente sin ellos el resultado final de 35-28 hubiera sido más amplio.

Con esta Copa del Rey el FC Barcelona suma un nuevo título nacional en su casillero. Ya una constante desde la desaparición del Atlético de Madrid, último club que consiguió arrebatarle un título a los jugadores dirigidos por Xavier Pascual “Pasqui”.

Barcelona: Pérez de Vargas; R. Entrerríos (8), Sorhaindo, Rivera (2 p.), Mem (7), Morros, Aleix Gómez (2); Tomás, Ariño (2), N’Guessan (6), Syprzak (2), Palmarsson (6), Alexis Borges, Dolenec, Andersson.

BM Logroño: Krupa (G. Aginagalde); Kusan (3), Castro (1), Muñoz (3, 1p.), Del Arco (2), Ángel Fdez. (2), Garciandía (9); Sánchez-Migallón (1), Kukic (3), Montoro (1), Paredes, Chiuffa (2), Cadarso.

Redacción: Víctor García (@victor_varelaaa)

Foto: ASOBAL