El BM Logroño apea al Ademar León del sueño copero

Alcobendas huele, desde hace muchos años, a balonmano. Esta temporada podría ser la del regreso a Asobal pero, mientras tanto, aquí te dejamos la cobertura que ha hecho Ciudad Aumentada de la fase final de la Copa del Rey, disputada este fin de semana en el Madrid Arena.

La espectacular actuación de la portería local, junto a un 7 metros fallado por Juanín García a falta de 23 segundos, dejan fuera a un Ademar León que fue por debajo en el marcador la mayor parte del partido.

El encuentro se iniciaba con pequeñas ventajas del conjunto leonés en un ataque en el que Alejandro Costoya era su máximo baluarte. Con el paso de los minutos las defensas se iban imponiendo a los ataques, que eran incapaces de superar la portería rival. Krupa se estaba convirtiendo en un muro infranqueable para los intentos del Ademar León, que veía como su rival iba cogiendo, poco a poco, la alternativa en el marcador (7-5 Min.15).

Rápidamente, y a base del coraje de los de León, un parcial de 0-2 volvía a poner las tablas en el electrónico. A partir de ese momento, el resultado se estancó gracias a la solidez defensiva de ambos conjuntos y, sobre todo, al excepcional rendimiento de ambas porterías.

En los últimos minutos de la primera mitad siguió reinando la igualdad con Kupra y Biosca como protagonistas (un 47% y un 34% de paradas al concluir los primeros 30 minutos). El resultado final al descanso fue de empate a 10 goles.

La emoción y la igualdad continuaron

En el inicio de la segunda mitad Logroño salió mas enchufado con un parcial favorable de 2-0 y colocando el 12-10 en el minuto cuatro gracias, en gran parte, a las intervenciones de Kupra, que ya rondaba un 50% de efectividad. En el minuto diez Rafael Guijosa se vio obligado a pedir tiempo muerto debido a que Logroño lograba la ventaja más alta hasta el momento con un 15-12. Este parón dio permitió al conjunto visitante volver a meterse en el partido poniéndose a tan solo un gol de su rival para, posteriormente, fraguar su remontada con un gol de Simonet tras una jugada individual que ponía el 17-18 en el minuto 22 y obligando a Jota a pedir tiempo muerto.

El tramo final del encuentro fue el típico de una semifinal de Copa del Rey: mucha tensión e igualdad en la que cualquiera de los dos equipos se podría llevar el gato al agua. El encuentro entró en el último minuto con ventaja de un gol para el BM Logroño y posesión de Ademar tras un tiempo muerto solicitado por Guijosa en el último minuto para intentar, al menos, forzar la prórroga.

A falta de 23 segundos Mario López provocó unos rigurosos 7 m que Aguinagalde, quien no había participado todavía en el encuentro, detuvo a Juanín García asegurando un meritorio pase a la final a su equipo.

Texto: Víctor García (@victor_varelaaa)

Foto: ASOBAL